Galletas de mantequilla de cacahuete felicidad extrema

Galletas de mantequilla de cacahuete felicidad extrema

15 julio, 2013 3 Por Marilo

¿Os acordais de la cooking session? (hay que ver lo que nos está dando de si, jajajaja), pues además de los cupcakes, para aprovechar lo que quedaba de mantequilla de cacahuete (from lost to de river, usease de perdidos al río en inglés versión españolizada ;-b) hicimos estas fabulosas galletas que me llamaban a gritos desde que las descubrí en La receta de la felicidad, una página con tantas cosas deliciosas que te comerías hasta la pantalla del ordenador. Yo, que estoy a dieta, no se que hago poniendo estas recetas. Son unas galletas estupendas para hacer con los peques (bueno, cualquier receta de galletas lo es), así que, si la operación bikini no os lo impide, os recomiendo que os pongais manos a la obra.

GALLETAS DE MANTEQUILLA DE CACAHUETE 

Ingredientes: 

  • 125 g de mantequilla blanda
  • 125 g de mantequilla de cacahuete a temperatura ambiente (crema de cacahuete)
  • 100 g de azúcar
  • 100 g de azúcar moreno
  • 1 huevo
  • 350 harina
  • 1 pizca de sal
Preparación:
  1. Comenzamos preparando las galletas. Batimos las mantequillas con los
    azúcares, hasta que estén integrados. Añadimos el huevo, y mezclamos
    hasta integrar.
  2. Agregamos la harina y la sal, y mezclamos hasta formar una bola. Es
    una masa un poco granulosa y quebradiza. Dividimos la masa en 2 o 3
    porciones, para trabajar con mayor comodidad
  3. Estiramos cada una de las porciones entre dos láminas de papel de
    hornear con ayuda de un rodillo, hasta dejarlas de un grosor de 0,5 cm
  4. Llevamos las láminas de masa de galleta al frigorífico durante un
    par de horas, o las dejamos en el congelador media hora (esto se hace
    para facilitar el proceso de cortado). Procedemos igual con cada una de
    las porciones de masa que hemos cortado previamente.
  5. Sacamos las láminas (de una en una, para que no pierdan frío),
    cortamos con un cortador de galletas redondo grande, colocamos las
    galletas sobre una bandeja, y las volvemos a llevar al congelador al
    menos 15 minutos (ayudará a que las galletas no pierdan la forma durante
    el horneado). Repetimos con el resto de la masa. Los recortes de masa,
    podemos volverlos a amasar, y estirar con el procedimiento que hemos
    descrito anteriormente
  6. Precalentamos el horno a 170º C, y horneamos las galletas unos 10
    minutos en una bandeja forrada con papel de hornear, hasta que estén
    ligeramente doradas por los bordes. Las sacamos del horno, y las dejamos
    reposar en la bandeja durante 10 minutos, porque estarán muy blandas
    para moverlas. Pasado este tiempo, con cuidado, las depositamos sobre
    una rejilla para que se enfríen. Las galletas terminarán de endurecerse
    al enfriar.

Ainssss, qué ganas de comerme unas cuantas. ¡Feliz comienzo de semana!