Reflexoterapia infantil

Reflexoterapia infantil

22 marzo, 2012 2 Por Marilo

He tenido la oportunidad de asistir a un taller para padres de Reflexología podal infantil, impartido por Lourdes López, monitora de Reflexología por la Asociación Española de Reflexología Infantil «Método Ángeles Hinojosa». Yo ya conocía la reflexología, había dado algún monográfico en la carrera y me pareció algo muy interesante, intenté aplicar lo poco que había aprendido con algunos familiares pero no tuve mucha acogida y, al final desistí. Cuando nació mi hijo mayor y empezó con los cólicos me acordé de esta técnica y desempolvé mis conocimientos y los libros que tenía, pero aunque los libros explican bien y suelen ser muy visuales, llegas a ese pie diminuto y te pierdes, aún así yo le tocaba los pies y, sorprendentemente, obtenía resultados.

Poco a poco, se regularizó y no aplicamos más la reflexoterapia. Nació el pequeño y todo fue  rodado, ni cólicos, ni problemas de ningún tipo hasta que, con  7 meses empezó con estreñimiento.
En estas estábamos cuando en un herbolario ví que se organizaba un taller de reflexoterapia para padres y me pillaba cerquita de casa, algo fundamental para mi, así que me puse en contacto con la monitora y me apunté. Esperé con ilusión a que empezase el curso y según iban pasando las sesiones estaba más y más ilusionada, ya que, practicando en casa lo aprendido en cada sesión, he visto mejorar el sueño de mi hijo y regularizarse su tránsito intestinal. 
He ganado una gran confianza en nuestro cuerpo y en su poder de curación y espero poder transmitírselo a mis hijos, que confíen en sus cuerpos, que los cuiden por dentro y por fuera. Además, en el plano emocional, es una experiencia bonita, tener un rato para dedicarnos los unos a los otros, ver como mi mayor le toca los pies a su hermano e intenta hacerme masajes a mi… ains, que se me cae la baba.
Mi intención ahora es seguir aplicándola en mi familia y ampliar conocimientos, y, sobre todo, intentar que llegue al mayor número de personas, consciente de que cambiaría su concepción de la salud como ha cambiado la mía.
Gracias Lourdes por iniciarme en este camino y gracias Ángeles por formar a tantos profesionales para acercar la reflexoterapia a todo el mundo.